miércoles, 13 de julio de 2022

“La criolla guitarra”. Una poesía...una zamba.


“La criolla guitarra”
obtuvo el primer premio en el rubro poesía en el certamen “Enhebrando tradiciones”, convocado por el centro cultural "Arreando estrellas” de la ciudad de Concordia, Entre Ríos, en el año 2021.

La convocatoria del concurso invitaba a destacar las particularidades y puntos de encuentro entre las tradiciones locales y regionales y las de la Argentina en su conjunto. Por eso su autor, Jorge Padula Perkins, abordó con los versos la versatilidad de la guitarra criolla, que la hace compañera de otros instrumentos autóctonos de distintas regiones y la vincula a diferentes subgéneros de la música folklórica a lo largo y a lo ancho de toda la geografía física, social y cultural de nuestro país.

Ya en julio de 2022, la labor creativa del compositor boliviano Rodrigo Stottuth transformó a aquel poema en una zamba homónima. La misma se estrenó en línea, a través de Youtube y otras redes sociales interpretada por el propio Stottuth en piano y con guitarra y voz de su connacional Nery González Artunduaga.



****

viernes, 24 de junio de 2022

“Las dos caras. A la isla de La Palma”…una poesía…una canción.

“Las dos caras. A la isla de La Palma” fue escrita por Jorge Padula Perkins mientras las erupciones del volcán de Cumbre Vieja iluminaban el cielo, sus cenizas oscurecían el ambiente y la lava arrasaba con bienes, propiedades, plantas y animales que estuvieran en su camino.

Mientras eso ocurría (durante más de ochenta días desde el 19 de septiembre de 2021), los habitantes de la isla bonita soportaban la angustia a sabiendas de que era la naturaleza misma de su terruño, archipiélago volcánico, quien producía el daño pero, más tarde o más temprano, permitiría la vuelta a la normalidad, a algún tipo de normalidad. Es decir, con esperanza y sin bajar los brazos los palmeros vivían el día a día con voluntad y sintiéndose mancomunados tanto o más que siempre.

En ese contexto el poeta argentino percibió la potencialidad del alma colectiva de la gente y fue su intención reflejar esos hechos y esas emociones a través de versos, de estos versos…

 ¿Cuál es la cara contraria

de la fiesta y la alegría;

de los cantos y las danzas;

de la música y la risa?

 

La cara contraria es pena;

es dolor y sufrimiento.

Producto de la agonía,

acaso un largo lamento.

 

Aflicción, es la otra cara;

es lágrimas y tristeza.

Un grito contra el destino

y es el dolor que no cesa.

 

Ruge el volcán en La Palma

y arroja ceniza y lava,

que todo abate a su paso.

¡Profunda herida en Canarias!

 

Desde sus propias entrañas,

la misma tierra de verdes,

se colma de rojos fuegos

que nuevos fuegos encienden.

 

Y en esa contraria cara,

como figura de espejo,

puede valuarse lo bueno

frente al dolor como opuesto.

 

Puede sentirse en el alma

la fuerza del ser palmero;

y en las manos que se enlazan,

de esperanzas, un sendero.

 

Quitarse puede a lo infausto

potestad de omnipresente:

¡También retumba en La Palma

el corazón de su gente!

 

Y en tanto que esto sucede,

ese espíritu y su temple,

revelan que aquella isla

es verde y bonita siempre. 


Hacia el mes de abril de 2022 el poema fue dado a conocer públicamente a través de algunos medios de comunicación de La Palma, blogs, portales de poesía y redes sociales. 

Unos meses después, los versos llegarían a las manos del músico y compositor boliviano radicado en Hamburgo Rodrigo Stottuth, quien creó con ellos una pieza musical homónima estrenada a través de Youtube y otras redes sociales hacia fines de junio, con la voz del cantante, también boliviano (residente en Argentina), Nery González Artunduaga. Aquí se presenta esta canción “Las dos caras. A la isla de La Palma”.

 

 

 

 

sábado, 4 de junio de 2022

“El arpa en Madrid". Pasado y presente amalgamados a través de una canción.


Protagonista indiscutida de la historia musical de Madrid, la intérprete, compositora y maestra de arpa Dolores Bernis de Bermúdez habría nacido (según información sin pruebas ciertas) en esa ciudad española en 1843 y falleció en ella el 21 de mayo de 1904. Estudió en el Conservatorio de París, en donde fue arpista de orquesta.

De su mano, el arpa empezó a hacerse un lugar en tierras madrileñas hacia 1877, cuando Lola Bernis, con su propio instrumento y sin recibir retribución alguna por ello, comenzó a dar clases en la Escuela Nacional de Música y Declamación.

Más tarde Bernis trabajaría en conjunto con la catedrática de arpa del conservatorio, la francesa Teresa Roaldés, cubriendo una creciente demanda de aprendizaje que se produjera en la capital de España por aquellos años. Asimismo, en 1878 Bernis publicó su “Método de Arpa”, el primero en su tipo de una autora española.

Hacia 1885 Dolores Bernis presentó funciones en Estados Unidos y más adelante, en 1891 protagonizó una gira, acompañada por sus alumnas de arpa, por Andalucía, provincias del norte de España y también Portugal.

En 1899 Lola anunció la creación de una Sociedad de Conciertos, de la que formaban parte una banda de arpistas conformada por diez ejecutantes femeninas cuyo debut se produjera el 12 de abril de ese año en el domicilio particular de Bernis.

Con la mirada puesta sobre esa tradición y la renovada continuidad que los intérpretes y enseñantes contemporáneos dan al aprendizaje y la ejecución de este instrumento, los argentinos Alfredo Figueras (compositor) y Jorge Padula Perkins (autor) han creado la pieza musical “El arpa en Madrid”.

Su presentación, a través de redes sociales, en la versión original ha estado a cargo de la artista salmantina afincada en Madrid, Elena Alonso Sánchez, egresada del Conservatorio Superior de Madrid y Diplomada en Magisterio Musical por la Universidad Autónoma.

********

sábado, 7 de mayo de 2022

“El compositor” una canción que celebra la labor de los creadores de música.

El 22 de noviembre se conmemora en muchos países el Día de la Música. Ello en honor a la presunta fecha de muerte de Cecilia de Roma, Santa Cecilia, quien habría cantado en medio del martirio. Patrona de la música en el catolicismo, tiene por atributos el órgano, el laúd y las rosas.

La relativa uniformidad de esa conmemoración no tiene su paralelo en cuanto a la festividad dedicada al compositor. En Venezuela esta tiene lugar el 16 de mayo, en México el 15 de enero (fecha de fundación, en el año 1945, de la Sociedad Mexicana de Autores y Compositores de Música).

En Argentina se celebra, el 11 de mayo, el Día del Autor y Compositor de Música. La fecha remite a la aceptación oficial del Himno Nacional Argentino (Vicente López y Planes/Blas Parera - 1813) por parte de las autoridades de la época.

Alfredo Figueras
Más allá de todo ello, la dupla formada por el autor Jorge Padula Perkins y el compositor Alfredo Figueras ha querido homenajear la labor constante, histórica, contemporánea y futura, en el mundo todo, de los músicos creadores. Para ello los argentinos Figueras y Padula Perkins hicieron la canción que titularon inequívocamente “El compositor”.

Aquí la presentamos, en versión instrumental (con letra sobreimpresa) por la arpista española Elena Alonso Sánchez.

La letra.

El compositor

crea una canción,

porque es un artista innovador.

Do re mi fa sol,

sol fa mi re do.

Con las notas forma una emoción.

 

Suena en fa, se oye un re o el compás.

 

En clave de sol.

Partitura es,

una nueva obra que nació.

El piano tal vez,

arpa o bandoneón;

con el instrumento y el papel.

 

Suena en fa, se oye un re o el compás.

 

De su inspiración deviene

una nueva…pieza musical.

 

Fa mi re do sol.

Clave mi menor.

Una en re mayor.

Flauta o acordeón.

En viola o violín.

Siempre la creación

del compositor

plena de emoción.

 

Demiurgo musical,

de armonía tonal

de ritmos y de tempos.

La partitura.

########

                                                                                         

 

miércoles, 4 de mayo de 2022

Canciones con sabor cuerdas y naves.

Prolífico compositor, Alfredo Mario Figueras ha creado, en lo que va del año 2022, una considerable cantidad de piezas para arpa.

Una interacción artística sumamente positiva con la arpista española Elena Alonso Sánchez ha puesto a ambos en un sendero colmado de bellas expresiones musicales, muchas de las cuales tienen letra de Jorge Padula Perkins.

De la diversidad temática de las canciones emergen algunas coincidencias como la que protagoniza esta nota, dedicada a dos piezas musicales que abordan, cada una desde su perspectiva, la temática naviera. Ellas son “Marina” y “Navegar”.

Sendas melodías fruto de la creatividad inagotable de Figueras, inspiraron en Padula Perkins, en uno y otro caso, sin relación intencional alguna, letras vinculadas a los navegantes y sus entornos.

“Marina” es un homenaje a los artistas plásticos y a sus obras, en particular pictóricas, vinculadas al mar (por extensión también a ríos y a costas tal como señala la definición más amplia de las piezas de arte que abordan esa temática).

Marina 

El agua está en la habilidad;

manos del artista en acción.

Presente el mar, la embarcación,

sobre las olas del pincel.

Nubes de luz plenas de sol,

o la tormenta sin piedad.

Cuadro del mar y el mar en él,

arte y color de inmensidad.

 

Fuerza del óleo que trae pinceladas de mar.

Temple del mar reflejado en arte del pincel.

 

Es la marina frente a la vista;

salpica el agua desde la tela.

 

Arte…naval…magia del mar. 

Es la marina frente a la vista. 

Óleo pincel artista y siempre el alma del mar

“Navegar” se introduce sin rodeos en la actividad náutica zarpando al ritmo de una delicada melodía que evoca musicalmente el movimiento de las aguas. A partir de ahí y durante su no muy extensa duración, estimula los sentidos en orden a una metafórica navegación, siempre presente y renovada en música y palabras. 


 

Navegar


Hora de zarpar

para navegar.

Las aguas esperan

más allá.


Amarras soltar,

listo el timonel;

ondas y corrientes,

pilotar.

 

El muelle dejar

sin mirar atrás,

en busca de olas

a sortear.

 

Velas desplegar

para recibir

la fuerza del viento

al marchar.

 

Y se inicia pleno el andar.

La aventura de navegación.

 

Sobre el agua andar,

y sentir.

Sobre el agua andar

y disfrutar.

 

Las olas buscar,

y encontrar,

que las olas son

nuestro lugar.

 

Hora de zarpar,

velas desplegar,

sobre el agua andar,

y navegar.

*********

miércoles, 6 de abril de 2022

De la inmensidad del "Cosmos" a la amplitud de la música.

 

Desde la antigüedad el ser humano ha sentido atracción y curiosidad por el cielo. El sol, la luna y el firmamento estrellado han convocado a científicos, aficionados, poetas y filósofos a indagar y reflexionar.

El transcurso del tiempo echó luz sobre muchos interrogantes, destruyó mitos y creencias, construyó otros y permitió también el acceso a mayor y más confiable información a través del desarrollo de la óptica, los telescopios terrestres y los telescopios espaciales.

Según los estudiosos del tema el Cosmos tiene al menos cuatro dimensiones conocidas: las tres del espacio (largo, alto, ancho) y una de tiempo. 

Contiene galaxias, cúmulos de galaxias y estructuras de mayor tamaño llamadas supercúmulos, además de materia intergaláctica y se mantiene unido y en continuo movimiento gracias a una fuerza dominante, la gravedad. 

En el universo la materia no se distribuye de manera uniforme, sino que se concentra en lugares concretos: galaxias, estrellas, planetas... Sin embargo, se supone que el 90% de lo que existe es una masa oscura, que no podemos observar. 

Por fuera del abordaje científico y en una aproximación puramente artística el compositor Alfredo Figueras y el letrista Jorge Padula Perkins crearon una pieza musical que refiere al “Cosmos” y así la han titulado. 

La misma, concebida originalmente para arpa en Mi menor Dórico, es presentada aquí desde distintas perspectivas. 

Su interpretación original estuvo a cargo de la exquisita arpista española Elena Alonso Sánchez.

 

Posteriormente Marina y Elena Alonso grabaron una versión en arpa y voz de singulares y diversas características de belleza. 


La letra 

Energía y materia en años luz;

tiempo y espacio en la inmensidad.

Galaxias y estrellas en comunión.

Gravedad y relatividad.

 

Desde algún momento original;

homogéneo e isotrópico;

con destino incierto si hay un final.

Destrucción o una vuelta a empezar.

 

Universo sin conmensurar

que denota siempre un más allá.

 

Galaxias y estrellas

en espacio y tiempo.

Cosmos o universo.

 

Inasible… inmenso. 

Quizá paralelos

o uno homogéneo.

 

Astros y planetas;

polvo y nebulosas.

Dimensión desierta.

 

Cosmos… cosmos… cosmos

La partitura.

Presentada por medios electrónicos (redes sociales, e-mails) la canción fue recibida con beneplácito por astrónomos, cosmólogos, astrofísicos, aficionados a la astronomía e instituciones de estudio, observación y divulgación de distintos lugares del mundo.

Eludiendo un listado que resultaría tedioso en este contexto, mencionamos, de manera totalmente aleatoria, a algunos de ellos. La Dra. Lorena Nieves Seoane calificó a la obra como “interesante” y agregó que “La música y el cosmos siempre han estado muy unidos”. El astrónomo, investigador y divulgador de amplia y reconocida trayectoria José A. Caballero asumió que la canción merecía su difusión a la cual el mismo contribuiría. Carlos Briones, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, escritor y divulgador expresó: “Precioso tema e interpretación, enhorabuena!”. La Red Española de Meteoritos (SPMN) celebró: “No paramos de hacer amigos, estos nos deslumbran con su #Cosmos: ¡Bravo Marina y Elena!”. ‘Cultura con C de Cosmos (C3), proyecto interdisciplinar de divulgación de la astronomía y la astrobiología a través del arte, manifestó su bienvenida a esta pieza musical. El Dr. Josep M. Trigo, astrofísico y divulgador calificó de “maravilloso” el trabajo en general y el vínculo entre el arpa cela y el cosmos, al tiempo que señaló como “muy acertados” la letra, el instrumento, la música y la cantante. Abigail Frost, astrofísica que hace un postdoctorado en Bélgica se expresó de este modo: “¡Qué hermosa canción e interpretación!”. Alejandro Sánchez, astrofísico que se desempeña en el Observatorio de la Facultad de Ciencias Físicas de la Universidad Complutense de Madrid calificó de “¡Espectacular!” a la pieza y sus intérpretes.

Alfredo Figueras. Pianista, guitarrista, acordeonista, arpista y compositor

***********

viernes, 11 de marzo de 2022

"La vida subterrenal". Singulares vínculos interactivos entre plantas y hongos.

Recientemente ha sido dada a conocer la pieza musical (para arpa y voz) titulada "La vida subterrenal". El maestro Alfredo Figueras (como compositor) y Jorge Padula Perkins (como autor), asumen en esa creación el desafío de llevar a la canción un tema curioso y poco habitual para las manifestaciones del arte: La simbiosis entre los árboles y los hongos.

Según distintos estudios científicos y diversas vías de
experimentación, bajo la tierra, los bosques se convierten en complejos sistemas donde las especies intercambian nutrientes, envían señales de alerta y se relacionan con el medio con mayor o menor éxito.

Lo hacen sobre la base de las redes de micorrizas (unión entre hongos y raíces). Algunos llaman a esta conexión "sabiduría del bosque", mientras otros la denominan "red de Hartig" (micólogo alemán que en 1878 fue el primero en describir la red de hifas en torno a las raíces de las plantas) y hasta la comparan con Internet bajo el nombre de “Wood Wide Web” (la banda ancha de madera).

La cuestión es que esta asociación simbiótica ha sido comprobada y permite el intercambio de nutrientes, agua y carbono con y entre las especies vegetales a las que están conectadas.


Más aún, se ha determinado que la mayoría de los sistemas vegetales crecen sobre esta relación en la que el hongo suministra a la planta compuestos inorgánicos como nitrógeno o fósforo que esta necesita para nutrirse y crecer, y la planta aporta al hongo azúcares resultantes de la fotosíntesis.


Ello a través del entramado de “tuberías subterráneas” de raíces e hifas (filamentos cilíndricos del cuerpo de los hongos), que pueden llegar a ser kilométricos y aparecen en todos los sistemas climáticos. También se ha sabido que la relación se extiende al aporte que los hongos hacen a las plantas de otros nutrientes como cobre, hierro o zinc, y compuestos químicos para resistir a situaciones de estrés, como el ataque de patógenos o las sequías.


Es este el contexto del cual emerge nuestra creación musical que aquí presentamos en versión instrumental en arpa por la intérprete española Elena Alonso Sánchez.


Letra:

La vida bajo los pies,

existencia original.


Entre hongos y raíz,

micorriza es sociedad.


Comunión.


Allí es su interacción,

simbiosis de oscuridad.


Hifas en la tierra están…

Planta y hongo en hermandad.


Especial.


Y los hongos actuarán

como trama que conecta, alimenta y comunica.


La sabiduría del bosque;

intercambio de elementos

como el carbono y el agua.

Bajo tierra subsisten,

con encanto natural.

La vida subterrenal.


****

Fuentes en línea (Consulta: marzo 2022)


Las comunicaciones secretas de las plantas

https://www.agenciasinc.es/Reportajes/Las-comunicaciones-secretas-de-las-plantas


LOS ÁRBOLES SE HABLAN ENTRE SÍ GRACIAS A LOS HONGOS

https://www.innaturale.com/es/los-arboles-se-hablan-entre-si-gracias-a-los-hongos/


COMUNICACIÓN ENTRE PLANTAS

https://www.sabermas.umich.mx/archivo/articulos/244-numero-29/448-comunicacion-entre-plantas.html


CÓMO LOS ÁRBOLES SE COMUNICAN ENTRE ELLOS

https://endemico.org/como-los-arboles-se-comunican-entre-ellos/


"Wood Wide Web": el mapa que muestra la asombrosa red de conexiones subterráneas entre los árboles

https://www.bbc.com/mundo/noticias-48534549


La oculta red del mundo vegetal https://www.granadahoy.com/vivir/Boculta-redB-mundo-vegetal_0_1138386309.html