martes, 9 de abril de 2019

“Cuando el pichón crece” desde la alemana Radio Z, en el programa “Corazón de tango”.



En su emisión del martes 9 de abril de 2019, el programa “Corazón de tango”, que se propala por Radio Z de Núremberg, de 19 a 20 horas de Alemania, se presentó el tango “Cuando el pichón crece”.

Fue el estreno radial internacional de la pieza con letra y música de Jorge Padula Perkins (con apoyo técnico musical de Teatro Chillón Argentina), interpretada magistralmente en guitarra y voz por Julio Rolon. 

Ello en el marco del lanzamiento de “Cuando el pichón crece”, a través de redes sociales y medios de comunicación. 

El cierre de “Corazón de tango” fue destinado a la presentación de este tango, inspirado en una frase que la madre el autor repetía con frecuencia: “Cuando el pichón crece se le achica el nido”.

“Ese era un dicho de uso frecuente en mi madre –ha dicho Padula Perkins-, para referirse a la ropa que a los niños, debido a su natural crecimiento, le quedaba chica”. A partir de ese punto y de la mano de la añoranza de sus días de infancia y el recuerdo de su madre, Padula trazó en este tango una metáfora sobre la variación de la percepción emocional que tiene el niño y el adulto respecto de las mismas cosas.


Finalmente el programa cerró con un segmento de otro tango con letra de Padula Perkins, en este caso compuestos musicalmente por Julio Rolon, quien también lo interpreta en guitarra y voz: “Hijo de perra”; un tango dedicado a los perros que viven en las calles. Esos animales sin raza ni hogar que solo pueden visualizarse simples hijos de una hembra de su especie.




******

lunes, 8 de abril de 2019

“Despertando…” con “Sabor a mujer”.


En estos primeros días de abril de 2019 se está produciendo el relanzamiento del segundo disco de Gerardo Cobas, llamado “Despertando…” (original de diciembre de 2018).

El mismo incluye el romántico bolero “Sabor a mujer”, con letra de
Jorge Padula Perkins y música del propio Cobas.

La pieza se presenta junto con clásicos de la canción melódica y del folklore, y otras creaciones de Gerardo Cobas, tales como “Procuro olvidarte”, “Cómplices”, “Zamba del laurel”, “Hoy tengo ganas de ti”. “Ámame otra vez” y “Puerto Montt”, que hacen un conjunto de doce temas musicales.

Sabor a mujer

Anduve todo el día 
sintiéndome en la boca 
tu sabor a mujer... 
tomado de tus labios 
y al andar de los míos 
beso a beso en tu piel. 

Repasé mis recuerdos 
y vibré al recordarlos, 
presentes de placer... 
gozando todavía 
la sutil armonía 
de tu ser y mi ser. 

Y sentí que quería 
cada instante en mi vida 
hacer mío el placer... 
robando en cada beso 
de mi boca en tu cuerpo 
la esencia de tu piel. 

Y sentí que deseaba 
como día tras día, 
a tus brazos volver... 
abrevar en tu cuerpo 
y llevarme en la boca 
tu sabor a mujer....   



*********

miércoles, 3 de abril de 2019

Nostalgia tanguera de la niñez: “Cuando el pichón crece”


“...ya perdí el talle propio
de la infancia
y el poder de imaginar
a toda vela.”

   Así, entramando referencias a la ropa y a la edad, el tango creado (en letra y música) por Jorge Padula Perkins, alude a la frase en la que se inspira para trazar una analogía entre las prendas de vestir que quedan chicas con el crecimiento y la imaginación infantil en la que no cabe el adulto con holgura.

   “Cuando el pichón crece se le achica el nido” era un dicho que Nélida Perkins, la modista de barrio del conurbano sereno y despejado de cinco décadas atrás, repetía cada vez que tenía que agrandar el vestidito de alguna piba o el pantalón de un chico.

  Por eso, muchos años más tarde aquella afirmación de la cotidianeidad se patentizó como una metáfora en la que el nido es el lugar emocional de la infancia que, en mayor o menor medida, queda atrás en la vida del adulto y pasa a ser un recuerdo.  Nació un tango.

   Teatro Chillón Argentina ha sido responsable de poner en audio y partitura la obra de Padula, mientras que los arreglos y la interpretación de la pieza han estado a cargo del eximio cantor y guitarrero Julio Rolon.



“Cuando el pichón crece”

“Cuando el pichón crece...
- decía mi vieja -
...se le achica el nido”
y así era...
...ahora soy un hombre 
con recuerdos
cuando antes era un pibe 
Julio Rolon
con quimeras.

Ya no me calza el pantalón
de fantasías
con el que el patio
se sentía una selva;
selva de yuyos, arbustos
y de higueras,
lugar de aventuras
en las siestas.

“Cuando el pichón crece...
- decía mi vieja -
...se le achica el nido”
y así era...
...ya perdí el talle propio
de la infancia
y el poder de imaginar
a toda vela.
...el pichón crece

No tengo ya la percepción
ni la mirada
de cuando chico 
las cosas veía.
Ahora el patio es un patio
y no selva
y las siestas no son
fantasías.

Salí volando del nido de la infancia;
porque al crecer
ya en su espacio no cabía.
Y en su lugar
se agranda ahora la nostalgia
por la niñez
cosida al bies por tanta vida.
*********

martes, 25 de diciembre de 2018

"Y se hizo a la mar..." en el boletín de la Academia Nacional del Folklore


   En su número 84, de noviembre de 2018 (páginas 54/56), la publicación “Pregón Criollo”, órgano oficial de la Academia Nacional del Folklore de la República Argentina, publicó una 
nota sobre la canción galopa “Y se hizo a la mar…” 
 Con letra de Jorge Padula Perkins y música de Julio Rolon, quien también ha interpretado, en guitarra y voz, la versión original, la pieza musical está destinada a homenajear a la teniente Eliana Krawczyk, única mujer a bordo del siniestrado submarino ARA San Juan. 

   El artículo toma declaraciones del compositor, quien asevera que la galopa es “una transformación de la polca paraguaya" y agrega que Eliana “era hija de inmigrantes, pero nacida en Argentina, por eso elegí un ritmo que une a las dos cosas". "Es un ritmo profundo, para escuchar, no para bailar", puntualizó Rolon.

   Por su parte, siguiendo el contenido del artículo publicado por “Pregón Criollo”, el poeta Jorge Padula Perkins dijo: "conocí a Eliana, lamentablemente, como la conocimos muchos, a través de la tragedia, y me sentí motivado a dedicarle unos versos que, más tarde, el músico, cantante y compositor Julio Rolón, vinculado a la provincia de Misiones, de donde era oriunda Eliana, musicalizó e interpretó en guitarra y voz".

   En efecto –señala Pregón Criollo-, descendiente de judíos polacos, Krawczyk había nacido el 5 de marzo de 1982 en Oberá, Misiones, en el seno de una de las tantas familias de raíces extranjeras que conforman el crisol de razas de nuestra Nación.

   Luego se hace un raconto de la carrera de Eliana María Krawczyk (tal su nombre y apellido completos) en la Armada Argentina y en la especialidad de submarinista, hasta su destino como jefe de armas en el ARA San Juan.

   Destaca la nota que “más allá de su desempeño profesional y del modo en el que su condición femenina ganaba espacios en una especialidad hasta entonces reservada para hombres, Eliana era conocida por su siempre dispuesta sonrisa y su inocultable inclinación a la protección animal, que a diario ponía en juego acompañando y cuidando a los perros callejeros con los que se cruzaba.”. Un aspecto de su personalidad en el que la letra hace metafórico hincapié.



"Y se hizo a la mar…" (canción galopa)

Letra: Jorge Padula Perkins - Música: Julio Rolon

Eliana tenía
alma de sirena
y así lo sentía.
Como agua del río
que busca los mares
buceaba la vida.

Eliana acogía
a perros sin casa
y los protegía.
Saltos y ladridos,
de sol o de luna,
feliz recibía.

Y se hizo a la mar;
serena y valiente la submarinista salió a navegar.
Y se hizo a la mar;
fuerte y decidida a enfrentar la calma o la tempestad.

Eliana tenía,
como asteroidea,
en el mar la vida.
Y era un submarino,
su albergue y carruaje,
en noches y días.

Eliana venía
de la roja tierra
que en ella latía.
De selvas y trinos;
misionera cuna
y franca sonrisa.

Y se hizo a la mar;
serena y valiente la submarinista salió a navegar.
Y se hizo a la mar;
fuerte y decidida a enfrentar la calma o la tempestad.

  




martes, 16 de octubre de 2018

Aires de lima para honrar en música y poesía a “Acerina y Tanausú”.


Un homenaje que va desde Buenos Aires a La Palma (Canarias) y de allí al mundo.

   Composición del reconocido músico palmero Fernando Felipe Martel sobre versos del poeta argentino Jorge Padula Perkins, se trata de una pieza musical recientemente estrenada por el grupo musical “Los Benahoare” (cuyos integrantes participan activamente en los arreglos musicales), que dirige el propio compositor.

Cartel de "Poemas de nuestra tierra"
 La pieza musical fue presentada en sociedad en el marco del espectáculo “Poemas de nuestra tierra”, junto con otras obras que remiten a la isla canaria de La Palma. El mismo tuvo lugar en esa tierra, en la Plaza San Francisco de Santa Cruz de La Palma, el sábado 13 de octubre de 2018, a partir de la hora 21. Contó con la organización de la  Consejería de Cultura del Cabildo de La Palma y con el auspicio de tres empresas privadas (Sonoarte Pro, Pley Publicidad, Havana Club).

   Nacido en Santa Cruz de La Palma en 1970, Fernando Felipe Martel estudió piano y música de cámara en el Conservatorio Superior de Música de Santa Cruz de Tenerife y posee una amplísima trayectoria en su isla natal como docente, director e intérprete.

Fernando Felipe Martel
  Ha participado en diversos recitales acompañando numerosos cantantes, algunos de ellos de fama internacional. Entre otras cosas, se ha desempeñado como profesor en la Academia de la Banda de Música de Breña Baja, como director de la agrupación Voces Amigas y coordinador del Encuentro Insular de Coros de La Palma. Es director artístico y musical de “Los Benahoare”, grupo de música folklórica palmera que en un corto plazo de tiempo (desde su presentación oficial en enero del 2015) ha ganado prestigio y reconocimiento.

Jorge Padula Perkins
   Nacido en la ciudad de Buenos Aires en 1952, Jorge Padula Perkins es periodista, escritor, poeta y autor de letras de canciones. Ha publicado libros de poesía y ensayo. También artículos periodísticos y académicos sobre temas culturales y educativos. Piezas musicales con letra de su autoría integran la producción discográfica de artistas de distintos lugares del mundo. Varias de ellas pueden encontrarse también en redes sociales como Youtube y Reverbnation, entre otras.

“Los Benahoare”.

   “Los Benahoare” es un grupo folklórico musical integrado por intérpretes de la isla canaria de La Palma, bajo la dirección, como ha quedado dicho, de Fernando Felipe Martel.

El simbolismo de Los Benahoare
   El mismo pretende recuperar y patentizar la tradición cultural y folkórica a través de las antiguas armonías de la isla bonita y la creación de piezas musicales contemporáneas alineadas en ese espíritu de historia y tradición.

   Tal compromiso atraviesa en diversos sentidos a la agrupación, que se presentó en sociedad en enero de 2015. Por un lado lleva el nombre dado a los habitantes originarios del lugar, los “benahoarita”. En segundo lugar integra su repertorio con piezas de clara identidad folklórica palmera. Finalmente y como forma de homenaje y reconocimiento a su trayectoria (y estandarte de su propuesta artística) adopta mismo nombre de la reconocida agrupación homónima que descollara en los años 70.

Los Benahoare
   Por eso se trata de una agrupación histórica que volvió al escenario veinte años después de la muerte de Felipe Vargas (1934-1995), quien fuera la voz y el promotor de “Los Benahoare” de antaño. Se presentó en sociedad en enero de 2015.

Acerina y Tanausú

   El poema escrito por Padula Perkins se inspira y honra, sin pretensiones épicas sino simplemente humanas y sociales, a los pobladores originarios de La Palma. Ellos estaban en el lugar antes de que el expansionismo del por entonces reino de Castilla se adueñara del lugar. El rey Tanausú era, para 1493, el último líder de resistencia a los conquistadores, pero fue víctima de una traición, capturado y puesto prisionero, condición en la cual se dejó morir (mientras lo transportaban en un barco). Su pareja, la princesa Acerina, cuyo amor había ganado en combate con otro líder llamado Mayantigo (Pedazo de Cielo), optó por el mismo camino que su esposo.


La letra

Se escuchó su voz,
dicen algunos.
-¡Vacaguaré!-, grito el mencey,
prefiriendo morir a ser cautivo.
Y se negó a comer
para llegar más pronto
a su destino.

Sería el último rey
Arte palmero:
Acerina
de aquella isla, de Aceró,
en La Palma canaria sacudida
por la fuerza imperial
de aquellas huestes
de la Castilla dominante
y expansiva.

Y la mujer cuyo amor
le había ganado
a un pedazo de cielo, Mayantigo,
con el mismo grito,
desafiando suerte,
eligió también la muerte
por camino.

Y echose a la tumba
estando viva,
arropada con pieles, Acerina,
la de los ojos negros,
la de palmera sangre,
que encuevada hacia la muerte
honró la vida.

Y murió Tanausú,
Arte palmero:
Tanausú
murió Acerina
feneció la libertad en esos días
pero aquel “vacaguaré”
-¡quiero morir!- , la muerte digna,
impregnó el alma toda
de la isla…

Él murió de honor,
maldiciendo a la traición
por su ignominia.
Ella ofrendó al amor
el tributo pleno de la vida;
y trocaron en leyenda del dolor,
la virtud y la injusticia.

Aires de Lima

   La música se basa en los  Aires de Lima propios de la isla de La Palma, combinados con Aires de Lima de Ingenio (municipio de la vecina isla de Gran Canaria).

   Los Aires de Lima son uno de los ritmos folklóricos propios de la isla de La Palma y otras el archipiélago canario, enraizados en los cantos campesinos que incluyen dos voces y coplas repetidas por el coro.

  Así entonces este homenaje en la bella interpretación de “Los Benahoare”, para “Acerina y Tanausú”. Cabe no obstante señalar, que el inicio instrumental de esta versión tiene el formato de Sirinoque, el ritmo más antiguo conocido de la isla.

Poemas de nuestra tierra

   El espectáculo consistió en 13 canciones. Seis de ellas conocidas y de autores ya desaparecidos. Las siete restantes de poetas contemporáneos, con música de Fernando Felipe Martel, a excepción de una pieza compuesta por Fran Medina.

  Los vates contemporáneos cuyos versos han formado parte del repertorio son Antonio González Santamaría, Fernando Garciarramos, Ezequiel Perdigón, Ramón Araújo Fernández, Antonio Arroyo Silva, Adolfo Martel Henríquez, Francisco Medina, Elsa López,  Julio Marante y el argentino Jorge Padula Perkins. Todos ellos, presentaron sus obras a través de un video que precedió a cada pieza. A los cuatro presentes, se les obsequió la partitura de cada una de las obras de cuya letra son autores.



lunes, 8 de octubre de 2018

Reconocimiento del Rotary a Figueras y dos canciones con letra de Padula Perkins.

Alfredo Mario Figueras

  En el contexto de una reunión realizada el jueves 4 de octubre de 2018, el Rotary Club de Tapiales reconoció la labor artística y cultural del músico, escritor y compositor Alfredo Mario Figueras, vecino de Villa Madero.

   En la ocasión, Figueras interpretó versiones instrumentales en guitarra de diversos temas del cancionero popular argentino, como así también composiciones de su creación. 

  Entre estas últimas se destacaron dos piezas con letra de Jorge Padula Perkins. Una de ellas, el aire de chacarera “A orillitas del Matanza”, que canta a la historia, la idiosincrasia y la sociedad de Villa Madero y las ciudades colindantes y fue la obra convocante que evidenció a Figueras como un importante referente de la cultura del Partido de La Matanza.

- "A orillitas del Matanza" -
Letra: Jorge Padula Perkins. Música: Alfredo Figueras

A orillitas del Matanza,
de la capital lindera.
Es nuestra Villa Madero
nuestra Madero ciudad.
Es nuestra Villa Madero
nuestra Madero ciudad.

Dominio de querandíes,
su sangre puebla su tierra.
“Tapiales de Altolaguirre”,
un paraje singular.
“Tapiales de Altolaguirre”,
un paraje singular.

Perlita de La Matanza,
tierra plena de ilusiones.
Vivo en ella mis pasiones
y alimento mi soñar.
Vivo en ella mis pasiones
y alimento mi soñar.

Ciudad de Villa Madero
por tus calles caminaré
Orgulloso de llevarte
en el alma yo andaré.



Luego Bernabé Madero;
la inmigración y la industria.
“Las fábricas” una villa
y otra “Circunvalación”.
“Las fábricas” una villa
y otra “Circunvalación”.

Estación “Villa Madero”
y “Marinos del Fournier”.
Dos estaciones, un pueblo,
viven presente y ayer.
Dos estaciones, un pueblo,
viven presente y ayer.

Barrio de lucha y pujanza
que las aguas del Matanza
cruza por puente La Noria
la gente que viene y va…
cruza por puente La Noria
la gente que viene y va.

Ciudad de Villa Madero
por tus calles caminaré
Orgulloso de llevarte
en el alma yo andaré.

   La otra creación ofrecida por Alfredo Figueras en la ocasión fue “La bandera en una zamba” (Padula Perkins-Figueras), que rememora y honra el momento en el que el General Manuel Belgrano creara la enseña patria. Una pieza que fuera oportunamente reconocida en su valor artístico, histórico y documental por la Academia Nacional del Folklore de la República Argentina, que lo incluyó en la edición número 79 (junio 2018) de su órgano de difusión, "Pregón Criollo" -Ver nota en este mismo medio-

- "La bandera en una zamba" -

Letra: Jorge Padula Perkins. Música: Alfredo Figueras.

Estaba en juego la dignidad; frente al Paraná, prontos a luchar.
Cuando Belgrano bandera izó por primera vez al atardecer.
“Independencia” y “Libertad” las baterías el supo llamar.
Listas las tropas para defender la costa del lugar.

Blanca y celeste, celeste y blanca,
nuestra bandera es.
Enseña patria, honra argentina,
tierra de mi querer.

¡Viva la Patria! allí se escuchó al jurar lealtad a la gran Nación.
La escarapela la inspiración. Y solemnidad ofreció el cañón.
Mil ocho doce, ocaso del sol: paño batiente y la franca emoción.
Siendo preciso bandera tener la juran defender.

Blanca y celeste, celeste y blanca,
nuestra bandera es.
Enseña patria, honra argentina,
tierra de mi querer.

   Aquí puede verse el diploma que da fe del reconocimiento otorgado por la institución rotaria a compositor matancero, como así un video, de factoría casera, que muestra a Figueras en su clara sencillez y virtuosismo artístico, cantando precisamente el tema que evoca a la población lindera con el río Matanza.

Diploma otorgado  a Alfredo Mario Figueras por el Rotary Club de Tapiales

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Ahora en la interpretación profesional de Julio Rolon: “Los marinos del San Juan”.


Destinada a homenajear y mantener vivo en la memoria colectiva el recuerdo de los cuarenta y cuatro militares navales desaparecidos a bordo del submarino ARA San Juan, esta marcha cuenta ahora con la excelente versión profesional de Julio Rolon.

Rolon es un reconocido guitarrista y cantor chaqueño, asiduo participante de peñas y fogones de la región Litoral argentina y singular ejecutante de galopas, aunque versátil intérprete de otros ritmos folklóricos, tango y música melódica. En esta ocasión, ha querido honrar con su arte a aquellos que ofrendaron sus vidas, en acto de servicio y cumplimiento del deber.

Julio Rolon


“Los marinos del San Juan” 
(letra y música: Jorge Padula Perkins)





No murieron los marinos del San Juan,
los cuarenta y cuatro están presentes.
Los soldados se han negado a desertar.
¡Son custodios del mar siempre silentes!

No se fueron los marinos del San Juan,
navegan hoy el rumbo de los héroes.
Valiente muchachada de la Armada.    
¡Con virtud militar; ser resilientes!

Nadie olvide a los marinos del San Juan,
tripulantes de hoy y para siempre.
Anudados al alma de la Patria.
¡Patrullan nuestro mar, alta la frente!

Reverencia a los marinos del San Juan,
cuarenta y cuatro ejemplos de valientes.
Preparados y dispuestos a luchar
¡cara a cara hasta con la misma suerte!

No murieron los marinos del San Juan:
han entrado en la historia abruptamente.
Submarinistas formados en el mar
¡y en el mar sus espíritus presentes!

Nadie olvide a los marinos del San Juan,
tripulantes de hoy y para siempre.
Anudados al alma de la Patria.
¡Patrullan nuestro mar, alta la frente!