lunes, 15 de mayo de 2017

María Alejandra Rodríguez. Cuatro y voz para la libertad.


  El joropo “Seamos libres y no importa lo demás” es una idea original y composición del músico boliviano Rodrigo Stottuth, con letra del autor argentino Jorge Padula Perkins.

  La primera versión de la pieza ha sido interpretada por la singular vocalista venezolana María Alejandra Rodríguez en cuatro y voz y con sus propios arreglos musicales.

  Oriunda de Maracay, capital del estado venezolano de Aragua, María Alejandra Rodríguez es cantante, autora, compositora, arreglista e intérprete de cuatro (instrumento de cuerdas típico y emblemático de la música de su país).

  Involucrada con la música desde temprana edad, ha incursionado en el jazz, la bossa nova, el funk,  la balada pop, ritmos afrovenezolanos y otros ritmos, siempre con arreglos que la distinguen y que incluyen al cuatro como instrumento protagónico junto a su voz.

  Su producción discográfica comienza en el año 2002 con “Voy a pensar en ti”. Tres años más tarde sale a la luz “Nocturnal”. En el 2007 se da a conocer “Canciones de Enrique Hidalgo”. “Grano de tempestad” aparece en el 2009 y en el 2015 se produce el lanzamiento de "Aquí y Allá".



La letra
 ¿Dónde está la libertad americana?
¿Dónde el sueño de cada libertador?
¿Dónde el alma de Sucre, San Martín o de Bolívar?
¿El corazón de Artigas o de O’Higgins, dónde están?

Se quebró la libertad en nuestro suelo;
se desangra nuestra América sin paz.
Son abiertas heridas los ideales libertarios,
mansillados y atados con cordeles de dolor.

Como en el ayer  se enfrentan, libertad con tiranía
y la causa de los pueblos ya no admite dilación.
Así el gritar de unos hombres vale más que mil callados,
si su palabra reclama libertad y paz interior.

¡Vivamos libres, vivamos libres!
Es nuestra causa y nada importa lo demás.

¡Seamos libres, seamos libres!,
con el orgullo de la lucha y tradición.

¡Vivamos libres, vivamos libres!
Seamos ejemplo universal de dignidad.

¡Seamos libres, seamos libres!
Es nuestra causa y la de América, el honor.

¿Dónde está la voluntad americana?
¿Dónde el sueño de la emancipación?
¿Dónde el alma sutil de nuestra tierra tan amada?
¿Porqué traen para el pueblo la impudicia y la opresión?

Justicia y seguridad están de duelo.
Mana sangre en la igualdad y estabilidad.
Desde el sitio del bronce lloran los libertadores,
que deseaban por siempre la justicia y el honor".

Como en el ayer  se enfrentan, libertad con tiranía
y la causa de los pueblos ya no admite dilación.
Así el gritar de unos hombres vale más que mil callados,
si su palabra reclama libertad y paz interior.

¡Vivamos libres, vivamos libres!
Es nuestra causa y nada importa lo demás.

¡Seamos libres, seamos libres!,
con el orgullo de la lucha y tradición.

¡Vivamos libres, vivamos libres!
Seamos ejemplo universal de dignidad.

¡Seamos libres, seamos libres!
Es nuestra causa y la de América, el honor.
Es nuestra causa y la de América, el honor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario