jueves, 20 de abril de 2017

“Mis nuevos amores”. Un canto de amor paterno.

Rodrigo Stottuth

    Nuestra vida cotidiana está generalmente cerca de las canciones. Nos sentimos identificados con sus contenidos de amor, de odio, de pena, de alegría, de olvido, de remembranza, de ignominia, de altruismo, de amistad, de emoción, de ternura, de pasado, de presente, de futuro y de tantas otras cosas.

      Es así porque las canciones tienen la condición intrínseca de transmitir sentimientos y emociones que nos son propios como personas. La combinación de letra y música abreva en los aspectos más variados de la vida y los expresa, en ocasiones con peculiar acierto, a través de los instrumentos y de las voces.

    Las piezas musicales (más allá de los diferentes géneros en los que se construyan) abordan temáticamente, singularidades que, en tanto humanas, son de condición universal.

Jorge Padula Perkins
   Este es el caso de “Mis nuevos amores”, la canción con letra de Jorge Padula Perkins y música de Rodrigo Stottuth que nos conduce al peculiar mundo interior de un hombre que sabe que será padre de mellizos y canta (y le canta a sus hijos nonatos), henchido de alegría, de ilusión y de esperanza.

    La particular dulzura de la voz de Nery González Artunduaga combinada con el arte musical del propio Stottuth en el piano, enriquecen los versos con los que Padula Perkins aborda la bella y delicada historia de la que trata esta canción.

“Mis nuevos amores” 
(Jorge Padula Perkins – Rodrigo Stottuth)

Mis nuevos amores,
los suaves latidos
de dos corazones
que aún no han nacido.

Pequeñas ternuras
que están en el nido,
que ofrece su madre
con el cuerpo mismo.

Mis hijos queridos,
que brotan en vida
y siento que mi alma,
sutil, ya acaricia.

Hermanos unidos
por magia divina,
los hijos mellizos
que alegran mis días.

Regalo de la vida,
dos flores del jardín de los amores
que llegan y que encienden ilusiones.
Ser padre una vez más y estremecer…en la emoción…
Y sentir que todo…
puede volar en alas de colores,
volverse el mundo entero iluminado,
llenarse de esperanza en cada nuevo amanecer.

Nery González Artunduaga
 Presente y mañana
de abrazos sentidos,
de manos pequeñas
y tiernos suspiros.

Así los espero
con mi alma desnuda,
puñados de besos
y la risa pura.

Regalo de la vida,
dos flores del jardín de los amores
que llegan y que encienden ilusiones.
Ser padre una vez más y estremecer…en la emoción…
Y sentir que todo…
puede volar en alas de colores,
volverse el mundo entero iluminado,
llenarse de esperanza en cada nuevo amanecer.
Dicha y amor…


Versión original por Nery González Artunduaga y Rodrigo Stottuth

******************


No hay comentarios:

Publicar un comentario